CRÍTICAS


Hereditary

9 de 10

CRÍTICA

Por fin estamos ante un film de terror que engrandece y dignifica un género dañado por delirios para adolescentes. La ópera prima de Ari Aster es una obra compleja y monumental que necesita más de un visionado.

“Hereditary” es un film áspero y enfermizo que huye del susto fácil y que opta por penetrar en nuestra mente. Un prodigio técnico y narrativo que golpea la psique para destrozar emocionalmente al espectador. Aquí no hay concesiones gratuitas ni efectos de cara a la galería porque estamos ante una obra tan perturbadora como hipnótica que desnuda nuestros miedos más atávicos.

Aster nos brinda, en forma de regalo envenenado, una pesadilla filmada bajo una aparente belleza que nos adentra en una dimensión del terror pocas veces descrita en la pantalla. Provoca una deliberada confusión que llega a desquiciar, una montaña rusa de emociones que de una manera extrañamente sutil funciona a la perfección.

Pero ante semejante muestra de malvado talento destaca la siempre infravalorada Toni Collette en la interpretación de su carrera, mimetizándose hasta extremos acongojantes con un personaje que logra llevarla al límite de la excelencia y la extenuación.

“Hereditary” se postula de inmediato como un clásico, un ejercicio de altura no apto para mentes débiles. Estamos ante una joya que debe marcar los nuevos parámetros del género en los próximos años.

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com