Crítica de la película Mamma Mia: Una y otra vez - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Mamma Mia: Una y otra vez

3 de 10

CRÍTICA

El tiempo pasa inexorable y poco queda en este film de aquella vitalista propuesta que en 2008 llenaba de buen rollo y estupendas sensaciones cada escena. Aquella acertada celebración de la música y la vida era difícil de imitar… y así ha sido.

Esta forzada secuela intenta estirar un chicle que acaba rompiéndose. Para empezar sufre el inmenso hándicap de apenas contar con una Meryl Streep que fue la salsa de la primera entrega. Que su participación se base en apenas cinco minutos resulta decepcionante y si me apuran indignante, llegando demasiado tarde como para poder enmendar semejante desaguisado.

La historia es insulsa, ñoña e infantiloide. Los actores jóvenes no dan la talla e impregnan el film de una peligrosa indiferencia que no pueden arreglar los veteranos Brosnan, Firth o Skarsgard, con cara de circunstancias y más pendientes del cheque que de intentar elevar el tono del film.

Incluso los números musicales resultan mediocres, con coreografías vergonzosas que desmerecen el estupendo catálogo musical del mítico cuarteto sueco.
No, nada funciona. O quizás su mayor problema es la inevitable comparación con el buen sabor de boca que dejó su antecesora. Esta secuela aburre y mucho… y si guardas lo mejor para el final, se corre el riesgo de que el espectador ya esté lo suficientemente desconectado de la historia como para disfrutarlo. Y así ocurre, desgraciadamente…

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín




 







Booking.com