CRÍTICAS


El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie)

8 de 10

CRÍTICA

Crear un film sobre la relevante figura de dos cómicos tan monumentales como Stan Laurel y Oliver Hardy no es una empresa sencilla. Supone un riesgo tanto comercial como artístico, pero el sabor de boca que deja en el espectador es verdaderamente estupendo.

“El gordo y el flaco”, como eran conocidos en nuestro país, es un biopic respetuoso y hábil. Desde un cierto tono crepuscular, sin caer en el dramatismo, se descubren las interioridades de unos cómicos inolvidables. Con un ritmo narrativo ejemplar, el film se convierte en un paseo entrañable y afectuoso por su última etapa de estos dos artistas, pero olvidando un tramposo victimismo para decantarse por un mensaje positivo.

El film es impecable por los motivos antes expuestos, pero será recordado por las formidables interpretaciones de John C. Reilly y Steve Coogan. Estos dos magníficos actores, bastante infravalorados, aceptan el enorme reto desde la valentía y el respeto hacia unos iconos del Hollywood más añorado. Construyen sus interpretaciones desde un inmenso cariño y eso se transmite en la pantalla. Por momentos provocan que el espectador se olvide que estamos ante un film biográfico para sumergirle en un paseo por el tiempo donde podemos rememorar con acierto a dos personajes brillantes y complejos.

“El gordo y el flaco” es un film absolutamente recomendable, un merecido “revival” sobre unos cómicos que conseguían con habilidad lo más difícil en una pantalla, que no es otra cosa que hacer reír. A buen seguro, los más jóvenes quedaran prendados de esta inolvidable pareja gracias a este película. Y si eso se consigue, la mera reivindicación, el film habrá conseguido su objetivo.

Andrés Martín

Ver ficha de la película





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com