CRÍTICAS


Cementerio de animales

7 de 10

CRÍTICA

El principal hándicap con el que se encuentra esta nueva propuesta consiste en la inevitable comparación con el precedente de 1989, rodado por Mary Lambert, llamado “Cementerio viviente”. Pues bien, nunca he entendido su aura de film de “culto” al considerarla sobrevalorada, no mucho más que una pequeña obra repleta de efectismo.

“Cementerio de animales”, sin ser una película que merezca pasar a la historia, es mucho más interesante por su deseo de arriesgar, por permitirse ciertas licencias sobre la sagrada obra de Stephen King que al final acaban siendo del agrado del público y, a buen seguro, del propio autor.

Esta es una obra de atmósferas, donde el producto encuentra su razón de ser. El juego entre lo onírico y lo real funciona a la perfección, jugando con pasajes oscuros y lúgubres que atrapan a un espectador consciente de que lo que está visionando no es nada del otro mundo pero que, sin embargo, no puede desviar su mirada de la pantalla.

Otro de los puntos favorables es su capacidad para desarrollar un humor tan negro y sádico como inesperado. Funciona perfectamente a modo de válvula de escape en los momentos de tensión más álgidos.

“Cementerio de animales” es uno de esos remakes que superan al original, consciente de sus limitaciones pero repleto de valentía. Una plausible galería del horror malsano que funciona por su dinamismo y desinhibición. Si puede llegar a liberarse de ataduras del pasado, sí estamos ante un film que merecerá, en un tiempo, nuestro grato recuerdo.

Andrés Martín

Ver ficha de la película





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com