Crítica de la película Men in Black International - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Men in Black International

2 de 10

CRÍTICA

Cuando en 1997 llegó la primera entrega, nos encontramos una de las propuestas más dinámicas, frescas y originales de aquella década. El inagotable carisma de Will Smith y el eterno buen hacer de Tommy Lee Jones dotaban al film de una entidad lo suficientemente importante como para no reducirse a mero entretenimiento veraniego. Aunque sus dos secuelas perdieron gas, todavía conservaban aspectos de la original que las convertían en productos bastante disfrutables.

Sin embargo, en uno de los veranos más nefastos que se recuerdan, nos llega este film a modo de reinvención de la franquicia con reparto renovado e ideas agotadas.

No, Chris Hemsworth no posee el talento de Smith, pero tampoco sería justo descargar todas las iras de este desastre sobre sus anchas espaldas. El chico anda corto de encanto, por mucho Thor que sea, pero no tiene la culpa de ser incapaz de levantar un guión infantiloide, vulgar y realizado con desgana. Un producto de este tipo, tan innecesario, está muerto antes de llegar a la gran pantalla. El infame tufillo de la búsqueda fácil del dólar impregna la película hasta límites insoportables.

El film no tiene gracia, los gags son zafios y trasnochados, amén de una puesta en escena tan lánguida que no justifica su amplio presupuesto. Nada funciona en este batiburrillo "cómico fantástico" donde todo se reduce a mero producto de encargo.

Afortunadamente, la floja taquilla no alimentará las esperanzas de sus incapaces creadores de alargar una franquicia finiquitada. Ni siquiera necesitamos un "neuralizador" a la salida del cine para olvidar de inmediato semejante desaguisado…

Andrés Martín

Ver ficha de la película




 







Booking.com