Crítica de la película Toy Story 4 - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Toy Story 4

9 de 10

CRÍTICA

Es un recurso manido, pero tengo que reconocer –emocionado- que Pixar lo ha vuelto a hacer…

Cuando todos pensábamos que con la superlativa tercera entrega decíamos adiós para siempre, con lágrimas en los ojos, a la franquicia de animación más memorable de todos los tiempos, Pixar nos regala otra joya en forma de falsa película para niños.

No señores, me atrevo a afirmar que este film es tan maduro y profundo en fondo y forma que su público no es el infantil. Nuestros pequeños solo podrían quedarse en la superficie de un asombroso retrato sobre las emociones humanas, de la eterna búsqueda de nuestro lugar en el mundo, de nuestros miedos y anhelos.

Los personajes ya no son meros juguetes, funcionan a modo de espejo para que nosotros, los adultos, podamos identificarnos y mostrar una inevitable empatía por ellos.

El modo en que sus creadores tratan con semejante mimo a sus criaturas es digno de alabanza. Rara vez una cuarta entrega no muestra ningún síntoma de agotamiento sino que, paradójicamente, refuerza la indeleble huella presente en el espectador desde hace casi ya un cuarto de siglo.

"Toy Story 4" no es solo una magistral película de animación, realizada con una habilidad pasmosa, sino que es una lección de vida. Seguro que nuestros hijos la disfrutarán en el futuro, como nosotros ahora, desde otra perspectiva donde la magia y el encanto del cine de animación conviven con la pasión y la ilusión de unos personajes que enseñan aspectos cotidianos de algo que no se aprende en las escuelas.

Andrés Martín

Ver ficha de la película










Booking.com