Crítica de la película Yesterday - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Yesterday

7 de 10

CRÍTICA

Existen ideas brillantes, premisas tan maravillosamente surrealistas que se convierten en motivo suficiente para ver un film. Que el mundo entero haya olvidado a los maravillosos "The Beatles" y que de eso se aproveche un músico modesto, es uno de los puntos de partida más sugerentes de los últimos años. Pero no todo podía salir bien…

En este film nos encontramos a dos personalidades importantes del cine de las últimas décadas: Danny Boyle como director y Richard Curtis como guionista. El problema es que la balanza se decanta a favor del escritor, imponiendo su bobalicona manera de entender la comedia. Dejando de lado la maravillosa "Cuatro bodas y un funeral", Curtis nos ha "obsequiado" con comedias tontorronas y efectistas como "Notting Hill", "El diario de Bridget Jones" o "Love actually" y esa huella impera en "Yesterday"…

Ni rastro de Boyle en la dirección, de ese cineasta que nos impactó con films como "Trainspotting", "Slumdog millionaire" o "28 días después". Aquí el director se deja arrastrar por la blanda visión cinematográfica de Curtis y nuestras esperanzas se derrumban como castillo de naipes.
"Yesterday" posee un arranque estupendo y emocionante. La imperecedera música del mítico cuarteto provoca una agradable sensación de nostalgia en el espectador, epicentro de un puñado de gags muy logrados. El problema comienza cuando Curtis difumina su brillante idea con una insulsa historia de amor que desvía torpemente el dinamismo de un film interesante.

Lo que pudo haber sido una brillante reflexión sobre el poder de la música –o el cine- en nuestras vidas, marcando nuestras vivencias y convirtiéndose en pieza clave para nuestro día a día, acaba convirtiéndose en un quiero y no puedo donde la comedia romántica debería haber quedado en un digno segundo plano. Pero como dejaba claro al principio, el punto de partida ya merece el visionado…

Andrés Martín

Ver ficha de la película










Booking.com