CRÍTICAS


Tarde para la ira

8 de 10

CRÍTICA

El paso de ser actor a convertirse en realizador es algo muy frecuente en Hollywood pero no tanto por estos lares. Conocidos son los casos de Eastwood, Redford, Gibson, Affleck o De Niro, entre muchos otros, que nos obsequiaron con obras que en muchas ocasiones estaban muy por encima de la media de sus interpretaciones –Affleck es infinitamente mejor director que intérprete, sin ir más lejos- pero por aquí escasean. Quizá los ejemplos más célebres se personifiquen en Icíar Bollaín o Achero Mañas que con “Te doy mis ojos” y “El Bola” respectivamente, adquirieron una enorme notoriedad en forma de premios y taquilla que jamás consiguieron delante de las cámaras.

Ahora nos encontramos con la ópera prima de Raúl Arévalo, estupendo y joven actor, que nos sorprende por hacerla demasiado pronto y con la agenda llena de proyectos… pero la verdad es que la sorpresa ha sido muy agradable.

“Tarde para la ira” es un “thriller” poderoso, bien estructurado y narrado, que gusta porque está rodado con una pasión desinhibida. Se nota que aquí Arévalo tenía mucho que ganar y poco que perder, ya que arriesga al saltarse los convencionalismos en apenas hora y media para obsequiarnos con un film tan atractivo como descarnadamente sucio.

Además no podría tener un mejor compañero de aventuras que el siempre estupendo Antonio de la Torre que sigue, película a película, demostrando que es uno de los verdaderamente grandes y poseedor de una gama de registros absolutamente envidiable.

Esta primera película de Arévalo tras la cámara posee momentos fabulosos que hacen pensar que tenemos entre nosotros a un cineasta completo –no se debe olvidar que también participa en el guión- que por su edad todavía tiene margen para llegar a su cenit. Apuesten por esta película para la inminente carrera de premios, jugarían a caballo ganador.

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com