Crítica de la película Bridget Jone's baby - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Bridget Jone's baby

5 de 10

CRÍTICA

Resucitar una franquicia que lleva hibernando doce años no siempre es una buena idea… sobre todo cuando los personajes y sus situaciones ya dieron, demasiado pronto, evidentes síntomas de agotamiento.

Tras un afortunado y divertido, a ratos, estreno en 2001 su secuela de 2004 fue un desastre considerable que no invitaba al deseo de volverles a ver en pantalla. Pero como este desastre fue artístico pero no comercial, que al fin y al cabo es lo único que importa a los productores, y Renée Zellweger, cirugías aparte, no está viviendo el mejor momento de su carrera… pues ya tenemos trilogía.

“Bridget Jones´ baby” posee un arranque prometedor, en el que el factor nostalgia funciona hasta el punto que te redime con los personajes. La Zellweger resulta divertida y la película, en su primera media hora, fluye sorprendentemente bien. Pero de repente, a raíz de la feliz noticia para la protagonista, el film recupera vicios pasados y se introduce en una espiral plagada de humor británico casposo y simplón, situaciones forzadamente almibaradas y una “ñoñería” exasperante.

Ni un más que correcto Colin Firth, una esforzada Zellweger y un excesivamente hierático Patrick Dempsey pueden hacer demasiado por salvar la función del irremediable sopor. Solo, en ocasiones, los pintorescos personajes secundarios que pueblan el film logran evitar una inminente cabezadita frente a la pantalla.

Entre tanta intrascendencia e incapacidad para emocionar, solo deseo que éste haya sido el final de una saga que siempre prometió más de lo que, al final, nos ha regalado.

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín




 







Booking.com