CRÍTICAS


Fiesta de empresa

5 de 10

CRÍTICA

El cine americano siempre se ha caracterizado por dignificar ese subgénero tan agradecido para la taquilla que es el de la comedia gamberra.
Todos recordamos films de los 70 y 80 en que los creadores se saltaban las reglas establecidas para narrar de forma deshinibida fiestas y reuniones de todo tipo, que dieron lugar a clásicos como “Desmadre a la americana” o “Despedida de soltero”.

“Fiesta de empresa” sigue la misma línea de las nombradas, pero a años luz de su ingenio y talento. Y no podría catalogarla de mal producto, pero hay que reconocer que malgasta gran parte de sus infinitas posibilidades.

La fiesta navideña de una empresa en problemas ofrece un abanico de situaciones que dan lugar a lo políticamente incorrecto y, desgraciadamente, se opta por un camino poco novedoso y falto de imaginación.

Aquí el espectador busca la carcajada fácil y solo se encuentra con un puñado de sonrisas, con gags mal explotados y que dejan una desagradable sensación de frialdad.

No se le exige innovar, pero se podría haber aprovechado mejor la vis cómica de un estupendo grupo de secundarios que, a la postre, salvan la función con dignidad. “Fiesta de empresa” desaprovecha a muy buenos cómicos como T.J. Miller y Kate McKinnon, dándole protagonismo a un Jason Bateman que se postula como una de las estrellas americanas actuales más insípidas y escasas en carisma.

Al final, este film se visiona con condescendencia. Era tan poco lo que se le exigía que ni indigna ni emociona, solo se olvida con facilidad en espera del próximo intento de Hollywood de rememorar al gran John Belushi…

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com