CRÍTICAS


El bar

2 de 10

CRÍTICA

La carrera del siempre interesante director vasco lleva unos años “trágicos” en que su trayectoria y prestigio están diluyéndose como un azucarillo. Tras ese absurdo producto llamado “Mi gran noche”, de la Iglesia regresa al thriller con tintes de paranoia… pero nada funciona, a pesar de su loable intento por parecer original.

El gran problema de “El Bar” es que se toma demasiado en serio a sí misma, resultando más grotesca y cargante que divertida. Unas adecuadas dosis de sarcasmo hubiesen ayudado al espectador a tolerar mejor un producto indigesto, que nos ofrece un sinsentido argumental nefastamente narrado. Horas después de su visionado, analizando detalladamente cada aspecto del film, las lagunas en la historia se acumulan inmisericordemente.

Este problema ya lo teníamos desde hace años con de la Iglesia, pero parece que se va acentuando con la edad. Y es que el gran pero de un director tendente al exceso comienza cuando se viene arriba y se le va la mano... que nos ofrece un espectáculo dantesco. “El bar” resulta tan excesiva que agota y satura, estresa y aburre sin que el tiempo pase… el film se eterniza a pesar de su poco más de hora y media de duración.

¿Algún aspecto positivo entre tanto despropósito?... bueno, salvaría de la quema a una Blanca Suárez que tiene como gran mérito el no dejarse devorar por la megalomanía cañí de un realizador que parece perdido y al que se le está empezando ya a agotar el crédito y el respeto.

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com