Crítica de la película Thor: Ragnarok - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Thor: Ragnarok

6 de 10

CRÍTICA

Resulta desconcertante el giro que Marvel ha dado a uno de sus iconos predilectos. Tras dos entregas en el que enfocaban al personaje desde un prisma innecesariamente trascendente se desmarcan con un inesperado cambio que parece deudor del universo de “Guardianes de la galaxia”.

“Thor:Ragnarok” apuesta por un tono desinhibido y colorista, a ratos psicodélico, que rompe con la tónica imperante en la saga para así afrontar una historia que no se toma en serio a sí misma y donde el humor se impone a la acción. Hasta ahí como punto de partida es loable, pero el problema es que comete el pecado de intentar convertir el producto en una comedia donde los personajes son caricaturizados hasta el exceso y el film muere por saturación.

Nos encontramos con un film de superhéroes que abusa de situaciones presuntamente hilarantes y acaba engullendo a sus protagonistas, acabando perdidos en la indefinición del producto. ¿Pero con lo dicho quiero demostrar que estamos ante una mala película?... definitivamente no.

Hay que reconocer que posee momentos brillantes y personajes que elevan el tono medio del film –Jeff Goldblum se adueña de la función cuando se lo propone-, pero las escenas de acción no aportan nada nuevo al género. De hecho, la mejor elección es colocar a la gran Cate Blanchett como la villana de turno, aportando riqueza de matices a personajes usualmente planos y demostrando que es una actriz “todoterreno” que impone su clase y carisma en cada trabajo que realiza, sin importarle el género o el presupuesto.

Esta nueva entrega se deja ver y se disfruta a ratos, pero flirtea con la indiferencia del espectador medio sin olvidar que su ansia por desmitificar al personaje puede herir la sensibilidad de los fieles al cómic…

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín




 







Booking.com