CRÍTICAS


Star Wars: Los últimos Jedi

7 de 10

CRÍTICA

Tras la vigorosa y emocionante “El despertar de la fuerza”, la saga continúa con su cuestionable intención de seguir los parámetros de la gloriosa trilogía original. Si el episodio VII recuperaba con acierto el espíritu narrativo de la primera entrega de 1977, aquí optan por implantar elementos de la maravillosa “El imperio contraataca”, pero con mucho menos acierto.

Y hago hincapié en este aspecto porque el epicentro de esta entrega se basa en la relación “maestro-alumno” que tan bien funcionó en el film de 1980, pero que aquí queda diluido por un desacertado tratamiento de un personaje tan interesante e icónico como Luke Skywalker.

Tan esperado regreso queda en tierra de nadie cuando se desaprovechan las infinitas posibilidades del personaje encarnado por Mark Hammil, brillando por su ausencia la tan admirada carga filosófica y trágica de su referente. En este episodio todo es mucho más banal e intrascendente, con una peligrosa cercanía al esperpento que supuso la precuela en forma de trilogía hace algo más de una década. Los grandes personajes se ven sorprendentemente minimizados por nuevas incorporaciones con escaso carisma –la relación entre Finn y Rose Tico es ciertamente inaguantable, sin olvidar al ridículo General Hux- y se desaprovecha a un siempre magnífico Benicio del Toro en un personaje que, inevitablemente, recuerda al inolvidable Lando Calrissian de Billy Dee Williams, sin poder obviar el escaso jugo extraído de un personaje tan potente como el de Leia, otorgando una lánguida despedida a la entrañable Carrie Fisher.

Pero no todo iba a ser negativo en un film de este calibre y es de aplaudir el paulatino peso que van adquiriendo los personajes de Kylo Ren y Rey, cuya relación es de lo mejor de un film que no deja de ser un puente que esclarece pocas dudas ante el episodio final.

“Los Últimos Jedi” no es ni mucho menos un mal film, pero abusa de innecesarias tramas paralelas a modo de relleno que eternizan un film que podía haber resultado más compacto. Quizás, con el paso de los años, podamos valorar en su justa medida esta correcta entrega que desgraciadamente deja de un sabor agridulce.

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com