Crítica de la película Las leyes de la termodinámica - Guía de Cádiz />

CRÍTICAS


Las leyes de la termodinámica

5 de 10

CRÍTICA

Era evidente que la incursión de Mateo Gil en el terreno de la comedia romántica no podía ser convencional. Él, que disfruta de su posición de “rara avis” en nuestra industria, ha intentado hacer más sofisticado un género tan popular que, a menudo, peca de previsible y ramplón.

“Las leyes de la termodinámica”, su propio título es una declaración de intenciones, pretende romper barreras con una estructura narrativa novedosa y compleja, además de una inteligencia y nivel en los diálogos impropios del género en nuestro país. Pero algo falla…

En su ansia por transgredir acaba por agotar e incluso aburrir. El mecanismo intenta estar tan afinado que peca de frialdad, sin apenas transmitir emociones al espectador. Tan loable intento se acaba convirtiendo en una comedia que no hace reír y un film romántico en el que acaba importando poco el destino amoroso de sus protagonistas.

Precisamente uno de los grandes puntos débiles del film radica en su reparto, tan voluntarioso y profesional como aséptico. Ni Chino Darín –todavía a años luz de su glorioso padre- ni Berta Vázquez consiguen compartir con el espectador ni una gota del carisma y gancho que se espera de ellos. Su frialdad no ayuda al triunfo de un producto tan cerebral que necesitaba de cierta aportación intuitiva del reparto.

“Las leyes de la termodinámica” es un film fallido pero tan arriesgado que merece respeto. El bueno de Mateo ha debido pensar que antes muerto que sencillo…

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín










Booking.com