MOLINOS DE VIENTO | Guía de Cádiz

MOLINOS DE VIENTO

Este tipo de molinos se utilizaban para la producción de harina mediante la molienda de granos de cereales. Básicamente, la función del molino consistía en recoger la energía producida por el viento y poner en acción una serie de piezas que, colocadas estratégicamente, movían las piedras entre las que se había vertido el grano para ser triturado.

Los tres molinos de viento, rehabilitados en el año 2012, datan del primer tercio del siglo XIX. Tradicionalmente los conileños tuvieron que ir a moler a La Muela (Vejer) pues el Duque, que gozaba del privilegio de molienda, no consintió que se construyesen molinos en Conil. Tras la desaparición de los señoríos se construyeron seis molinos de viento, dos de los cuales se derribaron al construirse el depósito del agua y el otro algo más tarde. Estos pioneros de la energía eólica han dado nombre en Conil al barrio del Molino de Viento y al cerro de Los Molinos.

Se trata de molinos harineros de tipo ‘mediterráneo’, consistentes en una torre de planta circular construida en mampostería de piedra revocada con cal o yeso y tienen forma troncocónica. En estos molinos se molturaba cualquier tipo de grano: trigo, cebada, avena, etc. La época del año de mayor actividad solía ser el verano, cuando se producía la cosecha, además era cuando entraban los levantes largos y parejos tan apreciados por los molineros.

Además, uno de ellos ha sido dotado de una cúpula cilíndrica con capacidad para nueve personas que lo habilita como observatorio astronómico. Esta actividad posibilita además la función docente de dicho molino, ya que está prevista su utilización no solo por aficionados a la astronomía sino por grupos, incluidos los escolares.

Imagen


Información

  • Cronología: Primer tercio del siglo XIX
  • Localidad: Conil de la Frontera
  • Dirección: Barriada El Santo, calle Prado del Rey





Booking.com