CON NIñOS


BELÉN VIVIENTE EN ARCOS DE LA FRONTERA

  • Localidad: Arcos de la Frontera
  • Fecha: 16/12/2017
  • Horario: De 17.30 a 23.30 horas

Como cada Navidad, la localidad gaditana de Arcos de la Frontera celebra una vez más el Belén Viviente, fiesta declarada de Interés Turístico de Andalucía.

El sábado día 16 de diciembre, todas las calles del pueblo lucirán adornadas por palmeras y la mayoría serán iluminadas por la tenue luz de las antorchas, que además de un ambiente acogedor, ofrecerá un olor a cera quemada que hacen aún más especial la visita al Belén Viviente. Un ambiente magnífico, un pueblo excelentemente adornado y unos vecinos exquisitamente vestidos para la ocasión, sin perder un solo detalle. Cada una de las estaciones del Belén estarán bien preparadas para representar al público todas las escenas del nacimiento de Jesús. Sin duda una visita inexcusable en estas fiestas navideñas.

Arcos de la Frontera y sus vecinos se convierten el 16 de diciembre en Belén de Judea 2.000 años atrás. La emoción sólo dura unas horas, pero más de 20.000 personas se animan cada año a visitar el que podría ser el mayor belén viviente de España, según el Ayuntamiento de la ciudad.

La idea se fraguó en 1983 y hoy, medio millar de vecinos de Arcos participan en esta representación del Belén histórico, con sus mercados, sus escribanos, sus artesanos ?los oficios perdidos- por las calles del casco histórico de Arcos, municipio que abre la ruta de los pueblos blancos de la provincia de Cádiz y que está declarado conjunto histórico-artístico.

Pero la mejor opción es adentrarse en las callejuelas de la villa y sentir el calor de las hogueras, los aromas de antaño y cómo los figurantes le dan vida a toda una época en torno al nacimiento del Mesías. En Arcos, hasta el niño Jesús es un recién nacido.

La representación empieza sobre las seis de la tarde y termina oficialmente sobre las once de la noche, pero la atracción es tal, que pasada la madrugada, todos los rincones del recinto monumental son un continuo ir y venir de visitantes para disfrutar de la belleza del pueblo, de la magia que aportan la noche y sus personajes.

Todo un espectáculo efímero, que despierta la admiración de cuantos lo visitan por la implicación de sus gentes, que ceden enseres y locales y participan activamente en una representación que hace a todos viajar en el tiempo.

En la representación destacan episodios históricos como la boda hebrea, la huída a Egipto, la Visitación, la búsqueda de posada, el Nacimiento del Niño, la visita de los Reyes Magos, el empadronamiento y escenas de la vida cotidiana como el trabajo en la carpintería, en la fragua, en la panadería, el zoco o el mercado de ganado.

El belén viviente es el momento cumbre de las celebraciones navideñas de Arcos a las que se unen coros de campanilleros, zambombas populares, pregones y actividades culturales en torno a la Navidad y el año que se acaba.

Por sí mismo, Arcos merece una visita en cualquier época del año. Está considerado uno de los pueblos más bonitos de España, cargado de historia y de lugares bellos, pero lo que lo hace especialmente atractivo es su silueta, inconfundible, como si rodara desde lo alto de la peña hasta la orilla del río Guadalete. Hasta le han llamado la ciudad de los poetas y no pocos escritores han retratado con palabras el encanto de su arquitectura única, singular, antigua y mezclada.

¿Tienes dónde alojarte? Aquí tienes dónde dormir

Booking.com
Booking.com
1