CRÍTICAS


Superlópez

4 de 10

CRÍTICA

Reconozco que siendo niño devoraba los cómics de este personaje, una acertadísima parodia de las aventuras del superhéroe americano por excelencia de la mano del gran Jan. La España de los 70 y su encanto hortera eran reflejados con un humor tan saludable como sarcástico, pero adaptarlo en esta extraña época donde nos está tocando vivir se me antojaba un desafío complicado, y no me equivocaba…

Este proyecto, desarrollado en los 80, hubiese funcionado mejor. Poco importan los adelantos técnicos –en el film tampoco destacan sobremanera- ya que la base de este film es parodiar las miserias del “españolito” medio, de unas constantes que siempre han habitado en nuestra sociedad pero que ahora parecen difuminadas.

Realmente “Superlópez” no funciona ni como film de acción ni mucho menos como comedia. Ni posee escenas cargadas de adrenalina que impacten al espectador ni gags para recordar. Solo una leve sonrisa se muestra en el rostro de un espectador a la espera de que el inefable Dani Rovira suelte alguna de sus típicas gracias pero, como era de esperar, el monologuista no da para más. Es imposible colocar sobre sus hombros un film que funcione y merezca ser recordado –qué hubiese sido de él en “Ocho apellidos…” sin Errejalde y la Machi- ya que sus registros interpretativos son tan limitados que solo la búsqueda de la taquilla fácil impiden que salga a flote cualquier atisbo de autocrítica.

Pero, tal y como señalaba antes, el verdadero encanto de este film es ofrecer un retrato de una sociedad española que hacía de lo cutre una virtud, exaltando la mediocridad y nuestro eterno estigma de perdedores. Bigote en ristre, nuestro héroe no deja de ser un tipo simple que se sentiría más cómodo en la butaca de su salón que salvando el mundo. Solo si podemos valorar este aspecto bien tratado en la trama, evitaremos salir indignados de la sala.

Andrés Martín

Ver ficha de la Película





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com