CRÍTICAS


Un monstruo viene a verme

7 de 10

CRÍTICA

Tras la desesperante desgana que lleva exhibiendo Amenábar en la última década Juan Antonio Bayona se ha convertido, de pleno derecho, en el nuevo faro del cine español tras los enormes éxitos de “El orfanato” y “Lo imposible”.

Su innata habilidad para concebir productos taquilleros de calidad ha traspasado ya nuestras fronteras y todos esperábamos esta nueva propuesta con expectación, aunque algo falla para poder considerarla una joya.

Visionando “Un monstruo viene a verme”, formalmente no se le puede reprochar nada a Bayona. La película posee una factura impecable y la historia está narrada con tanta fluidez como atrevimiento. Los poderosos efectos visuales están al servicio de la película y no al revés, como tantas veces suele pasar. Además el elenco de actores está a un alto nivel, destacando un enorme Lewis MacDougall que se postula como uno de los jóvenes a seguir con interés, Felicity Jones está estupenda, disfrutando de su dulce momento a ambos lados del Atlántico y Sigourney Weaver derrocha sobriedad y carisma aunque su personaje le permite contados momentos de especial lucimiento.

Pero algo falla cuando reparo en que el cine es una fábrica de sueños y mucho más si nos refugiamos en el género fantástico. En lugar de deleitarnos con esa maravillosa mentira que es el séptimo arte, Bayona opta por un tono deprimente y desesperanzador.
Esta película no necesitaba regodearse en las miserias humanas, necesitaba hacer soñar al espectador. Para vomitarnos realidad ya está el día a día.

El gran problema, admirado Bayona, es que no deberías haberte recreado en la simplona búsqueda de la lágrima fácil… porque pasas de ser sensible a traficar con la sensiblería y eso es mucho peor.

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com