CRÍTICAS


La batalla de los sexos

6 de 10

CRÍTICA

Cuando hablamos del tándem formado por Jonathan Dayton y Valerie Faris es imposible olvidar esa joya llamada “Pequeña Miss Sunshine”, éxito sorpresa de hace una década que mezclaba con habilidad la comedia y el drama con un resultado admirable.
Ahora parece que la fórmula se ha oxidado un tanto porque “La batalla de los sexos” sigue apostando por la mescolanza de géneros pero sin la misma fortuna, pero también sería injusto si catalogara esta película como fallida.

Estamos ante un film que narra un conocido hecho real, con todos los problemas que conlleva debido a que el factor sorpresa desaparece de forma que lastra el posible impacto en el espectador. Inteligentemente se muestran historias paralelas, mezcla de géneros que acaban por agradar pero no convencer.

Sabido es que el tenis nunca ha sido un deporte que funcione bien al adaptarse al formato cinematográfico, por lo que el lado deportivo de la historia naufraga. Como comedia es bastante irregular, apostando por la sonrisa y cierta dosis de extravagancia antes que por la carcajada… pero donde mejor exprime el film todas sus posibilidades es en el aspecto romántico.

La química existente entre una siempre fabulosa Emma Stone y Andrea Riseborough le da empaque a la vertiente más acertada de un film que decae cuando deja de lado su historia. Steve Carell cumple, como siempre, y no es culpable de que el film peque de una narración lineal y excesivamente convencional más propia de un telefilm. La emoción brilla por su ausencia y el espectador asiste impávido a unos hechos que no generan empatía.

“La batalla de los sexos” se deja ver, pero el equipo actoral está muy por encima de un guión demasiado lánguido. Recuperemos a Miss Sunshine…

Ver ficha de la película
Crítica por Andrés Martín





Villas Flamenco y Hacienda Roche Viejo - Apartamentos en la playa y Alojamientos Rurales en Conil






Booking.com