Torre Alháquime


Dirección web: www.torrealhaquime.es
Superficie: 17 km2
Distancia a la capital: 145 km.
Altitud: 500 m.
El Código Postal es 11691 en todo el Término Municipal

Imagen


DESCRIPCIÓN

Torre Alháquime Se encuentra en el extremo nororiental de la provincia de Cádiz, en una zona de transición entre la Depresión de Ronda y las Sierras Subbéticas. Con un nombre que evoca a sus antiguos moradores, la población bereber que se instalara en estas sierras poco después de su llegada a la Península, este pueblo nos recibe desde la cumbre invitándonos a compartir con ella su rica gastronomía, sus monumentos y un singular calendario festivo aún por descubrir. Su Conjunto Histórico ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Sus habitantes se denominan Torreños.


Artesanía

Se realizan trabajos artesanales en esparto (cestería, alfombras, canastos...), mimbres, madera, cerámica (espejos, maceteros, paragüeros), puntos de cruz (cuadros, cojines, manteles...), ganchillo (colchas, manteles, toallas y todo tipo de ropa de hogar), así como la alfarería.


Ferias y Fiestas

FERIAS Y FIESTAS - Carnaval: a Finales de febrero o principios de marzo. El acto que más destaca es la “Chorizada”. - Semana Santa: en la cual destaca la procesión del Viernes Santo y la del Domingo de Resurrección, conocida como la "Carrerita de San Juan". - Corpus Christi: las calles se adornan con flores y juncias. - Verbena y Romería de San Juan: del 24 al 26 de junio. - Feria de San Roque: en agosto. Esta festividad se celebra en honor del Patrón, San Roque. El día 16 se procesiona la imagen del Santo con una importante participación popular. Durante los días de estas fiestas se alternan bailes, espectáculos, verbenas e importantes competiciones deportivas.


Gastronomía

Se pueden degustar los siguientes platos gastronómicos: revueltos, gazpachos, sopas y guisos de espárragos, el cocido torreño (olla traqueá), las migas de cebolla, espárragos, caza, chacinas y embutidos de cerdo, aceitunas aliñadas, caracoles y tagarninas. El municipio forma parte de la zona de producción de un producto que sobresale por su calidad: el Aceite de Oliva Virgen Extra. Posee también una excelente repostería de la que destacan las empanadillas, roscos, pestiños, magdalenas, tortas y hornazos.


Historia

Las primeras noticias referentes a esta villa se remontan a tiempos fenicios, según algunas fuentes, aunque esto no ha podido confirmarse a falta de otros indicios tales como restos arqueológicos o documentos escritos .La imposibilidad de certificar esta primitiva fundación hace que la mayoría de los historiadores se decante por atribuir los orígenes de Torre-Alháquime a la colonización romana. El pueblo era entonces un área de descanso para las legiones, y su nombre era Castra Gemina. Sin perjuicio de estos antecedentes, los estudiosos entienden que Torre-Alháquime es un producto de la presencia árabe en el sur de Al-Andalus, allá por el s. VIII. El nombre del pueblo debe su procedencia, al parecer, al vocablo latino Turris (torre) y al término musulmán Al-Haquim (el sabio, el letrado, utilizado como nombre propio). Dicen algunas versiones que el jefe de la Torre, el alcalde moro, era un respetado y sabio hombre en quien se inspiraría, por deducción, la denominación de la villa. Después de no pocos escarceos bélicos, la toma castellana de Torre-Alháquime se produjo casi 800 años más tarde de la llegada de los moros, es decir, en 1485. La presencia cristiana hizo que la localidad se incluyera en el devenir común de los terrenos conquistados, y por lo tanto en la historia general de lo que habría de ser, más tarde, la provincia de Cádiz.


Monumentos Destacados

- Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de las Angustias. De estilo barroco, del siglo XVIII.

- Parroquia de Ntra. Sra. de la Antigua. De estilo mudéjar, del año 1755.

- Castillo árabe. Arquitectura medieval, de los siglos XIII-XIV.


Naturaleza

Su paisaje está formado por una sucesión de lomas con cerros redondeados, cuya altura media es de 500 m sobre el nivel del mar, llegándose a los 875 m en el Tomillo. La superficie labrada significa la mayor parte del terrazgo de la localidad. Dentro de ella predomina el olivar y los herbáceos.

Se pueden encontrar algunas especies centenarias de encinas y quejigos. en las zonas de monte bajo se pueden diviasr jaras, tojos, retamas y espárragos trigueros y amargueros.

La avifauna es abundante y está representada por grajillas, cuervos, zorzales, alimoches, garza y pato común, búhos reales, águilas, cernícalos, perdices y buitres leonados cuya reserva se encuentra en el cercano Peñón de Zaframagón y otras especies animales propias del monte mediterráneo, entre los que destacan: el conejo, la jineta, el tejón, la liebre, el meloncillo, y el zorro.

En este término municipal discurre el río Guadalporcún, donde desembocan una serie de arroyos menores: el del Moral, el de Romaila, el del Saladillo y el del Galapagar son los más destacados. Este río es sin duda el curso fluvial de mayor entidad de este sector nororiental de la Sierra de Cádiz y para esta población se llama alóctono, es decir, que atraviesa su espacio sin que en el mismo se encuentren sus fuentes.

Entre la vegetación propia de la ribera del río y de los arroyos encontramos eucaliptos, chopos, mimbres, álamos blancos, juncos, piedras, helechos, madreselvas, adelfas etc.


Turismo y Ocio

Como actividades al aire libre nuestro entorno ofrece una gran diversidad de actividades de bajo impacto ambiental como: senderismo, rutas a caballo, bicicros, rutas ecológicas, etc. y deportes de riesgo tales como: Ala delta, parapente, motociclismo enduro, escalada, etc. También ofrece un importante número de zonas verdes y áreas recreativas en la ribera del río Guadalporcún donde disfrutar de convivencias en el campo y del contacto con la naturaleza.


Galería de imágenes


 





Sancti Petri Concert Music Festival 2020 - Venta de Entradas

Booking.com