CASTILLO DE MATRERA | Guía de Cádiz

CASTILLO DE MATRERA


Información

  • Cronología: Siglo IX
  • Localidad: Villamartín
  • Dirección: Sierra de Pajarete. Ctra. Comarcal Villamartín-El Bosque
  • Teléfono: 956715015

Está situado estratégicamente en la Sierra de Pajarete, en el camino de Villamartín a Prado del Rey, a 523 metros sobre el nivel del mar.
El Castillo aprovecha la pequeña explanada de la cumbre del cerro Pajarete, convirtiéndose en bastión casi inexpugnable y en excelente otero de comarca. Desde él se obtiene una amplia visual de la campiña y de la compacta mole de la serranía.
Fue mandado a construir por Omar Ben Hafsun, a finales del siglo IX para, desde ella, defender a Iptuci, la ciudad más avanzada de la Cora de Ronda. No fueron los árabes los primeros en asentarse en la cima de dicho monte.
Los Tartesios y los Iberos la habían utilizado anteriormente como nos indican los restos arqueológicos encontrados en ese lugar.
Visita obligada al acercarse al Santuario. Un par de kilómetros antes de llegar a este, encontramos una vereda que nos permite acercarnos con el coche hasta casi la mitad del monte. A partir de ahí subiremos andando a la cima por un camino que casi parece desaparecer en algunos tramos por el poco uso o la utilización de “a campo traviesa” que hacen los visitantes y trabajadores (cabreros, pastores, etc.) que suben a la fortaleza.
Se divide en dos partes bien diferenciadas: la Torre del Homenaje, defendida por un recinto amurallado que la rodea, y el gran Patio de Armas o Albácar, totalmente rodeado de murallas y con dos puertas de acceso, una en la cara oeste, llamada Puerta del Homenaje, defendida por un recinto amurallado que la rodea, y el gran Patio de Armas o Albácar, totalmente rodeado de murallas y con dos puertas de acceso, una en la cara oeste, llamada Puerta de los Carros, y otra en la parte de levante, llamada Puerta del Sol.
El Albácar es de grandes dimensiones, con una longitud de 185 metros, de este a oeste. De planta ligeramente elíptica, servía de refugio para la población y el ganado en momentos de peligro.
La Torre del Homenaje se levanta en la parte norte, en el lugar más infranqueable, ya que la pendiente cae casi en vertical. Es de planta rectangular, de 15 metros de largo por 10 de ancho. Los muros tienen un grosor de casi 3 metros.
Tiene 2 plantas. La baja está cubierta por una bóveda de medio cañón, a base de lajas de piedra de forma irregular. La alta, con el mismo tipo de bóveda, pero formada por ladrillos rojizos irregulares.
Conserva tres saeteras, una en la primera y las dos restantes en la segunda planta. Del conjunto defensivo formaban parte varias torres: dos al norte, dos al oeste y dos al sur. Las puertas de acceso también se encuentran flanqueadas por dos robustas torres, aunque sólo se conservan los arranques de las mismas. El perímetro amurallado supera los 500 metros.

Imagen






Publicidad disponible en www.guiadecadiz.com
Booking.com